´

´

Sega - Pulseman

Pulseman es un juego producido por Game Freak ( los creadores de Pokemon) en el año 1994 . A simple vista se puede llegar a pensar que es un cover de Megaman pero esta muy lejos de serlo. Cantidad de movimientos, un personaje muy bien animado y diseñado, y niveles psicodelicos componen este juego del chico electrico japones.





El personaje

Es agradable jugar con Pulseman. Es agradable porque responde bién a la hora de saltar y correr, dispone de un buén puñado de ataques para acabar con los enemigos y tiene muy buena presencia en pantalla ( de un tamaño más que aceptable). Centrándonos en primera instancia en lo que a diseño se refiere, y dejando de lado las comparativas entre Pulseman y Megaman ( que hasta el nombre es relativamente parecido), creo más bién que tiene un estilo similar a muchos de los trabajos de animación de Tatsunoko. Léase Fuerza G, Tekkaman, o muchos de la animación japonesa. La ropa es un clásico de ese estilo. El casco, sus colores llamativos, el reloj para la comunicación en uno de sus brazos, botas y trajes, nomás le falta el robot!!!
Jugar con Pulseman da gusto. Cuenta con el poder de la electricidad para ayudarse. Puede lanzar una onda eléctrica, así como un disparo o el mismo teletransportarse en un rápido rayo eléctrico limitado, dichas cargas eléctricas se generan al reunir cierta velocidad o al hacer un rápido movimiento de carrera flash y todo esto se realiza sin problemas.

Puede llegar a ser una molestia cuando el personaje agarra cierta velocidad en el juego al momento de correr, no es fácil saber donde van a estar algunos enemigos y es natural llevarse puestos un par por la velocidad de Pulseman. Fuera de esto ( que no es la gran cosa) el personaje responde con mucha fluidez.
Una historia de amor y locura
Cuenta la historia que el padre de Pulseman, un científico brillante, diseña la mejor inteligencia artificial del siglo 21, con sentimientos e ideas propias de un humano. El padre se enamora de ella ( porque era mujer) y decide digitalizarse y meterse dentro del núcleo de su propia computadora para estar con ella.
Fruto del amor y la mezcla de ADN nace Pulseman ( lo que avanzó la ciencia carajo!!) un adolescente que tiene poderes eléctricos gracias a la madre, y la capacidad de estar en el mundo real gracias al padre. Pero el padre, al pasar tanto tiempo dentro del computador, enloquece, y se vuelve terriblemente malo. Al salir al mundo real, forma una banda y decide cargarse al mundo entero. Pulseman debe luchar contra su propio padre para detenerlo ( George Lucas Forever...)
Acompañan a Pulseman, su novia Beatrice, una inteligencia artificial más joven que aparentemente vive dentro del computador y se comunica con el héroe a traves del reloj del brazo. Y Lisa Hartfield una conductora de un programa de noticias que hace alarde de una de las voces digitalizadas más agradables y largas de un juego de Sega ( o al menos de los que he podido ver a lo largo de mi vida)

Paises con niveles psicodélicos
India, Japón, Estados Unidos, Australia, Thailandia, Alaska, son los paises que vamos a visitar en el juego. Durante el recorrido, Pulseman encuentra monitores que al acercarse es transportado a impresionantes niveles digitales ( para dejar entrever esa dualidad de su contacto con el mundo real y el digital) .
Haciendo uso de fondos muy animados, de varias capas, los colores, los planos, el diseño, todo es muy llamativo. Graficamente el juego es muy atractivo y jugar los niveles es una gozada. También le ayuda muchísimo las músicas que tienen un ritmo alucinante.
Las músicas del jefe te meten realmente de lleno en la pelea, y las músicas de los niveles digitalizados producen escalofríos ( del bueno!!)
Por mencionar algunos ejemplos, en la India hay una escena donde el fondo se mueve como si se tratara de una circunferencia que gira, con árboles, pinos digitalizados y piso multicolor, luego salimos del monitor, y nos encontramos con una India más real, pero llena de estructuras robóticas.
Estados Unidos inicia una pelea contra el padre del personaje en una especie de zona árida con montañas y cactus, como si se tratara del lejano oeste, para terminar dentro de un nivel con colores fosforecentes psicodélicos y plataformas extrañas, y esa música que te mete realmente en esa atmosfera.
Los fondos están un poco pelados de detalles comparado con otros juegos de este estilo. El juego es un plataformas puro de avanzar de izquierda a derecha y muchas trampas y acciones se repiten, pero le ayuda muchísimo el diseño de los niveles, que hacen que la falta de variedad no se note tanto como debería.
En el inicio se nos da a elegir entre tres paises, detalle que me agradó mucho cuando lo jugué por primera vez, pero lamentablemente el juego no es muy largo ( son siete niveles). Tampoco hay mucha abundancia de enemigos. Generalmente son más los momentos de salto y de acción con el transporte eléctrico que las luchas.
El premio a "Me siento frustrado e insulto al creador del juego" se lo lleva el nivel final en Japón, donde el padre se mete dentro del videojuego de tiros. Los saltos son a veces imprecisos y difíciles. No es TAN dificil, pero si.

Enemigos reales y digitales
En Japón, nos espera un tipo con un casco de realidad virtual. Pulseman se mete dentro del monitor y enfrenta una mano gigante digitalizada de este individuo. En Alaska, un submarino de gran tamaño ( que me recordó mucho a la nave de Roll en Megaman Legend) nos ataca lanzándonos bombas y tiros.
Los jefes de este juego están buenos, la primera vez que le jugué en 1994 me asombró la calidad que destilan por todos sus movimientos y por el aspecto caricaturezco que presentan. El padre cuando habla antes de atacar era uno de mis enemigos favoritos.
El Pulseman malo Veil, no me terminó de convencer, al igual que la bola metálica multiforma que ataca en el nivel de Thailandia, supongo que porque jefes del calibre del primero en Japon o el padre en Estados Unidos asentaron un precedente muy bueno y uno a medida que juega espera encontrarse con jefes cada vez mejores.
La dificultad de estos no llega a ser dificil. Cada uno presenta una rutina que se deduce y se deja jugar. El último jefe, el padre digital, fue uno de los más difíciles y lo que hace por momentos complicado a una lucha es que Pulseman solo cuente con tres casillas de energía, incluso un poquito desesperante.
Deberias jugar con la electricidad
Pulseman es un clásico. Y como clásico es imprescindible jugar con el antes de dejar esta vida. Solo por ver esos niveles tan extrañamente diseñados, dar unos choques eléctricos con el personaje, deleitarse con sus músicas, emocionarse con algún jefe y escuchar la voz de la periodista Lisa Hartfield ( que para la época era todo un prodigio)

2 comentarios:

Arkran dijo...

Muy buen juego, si señor, totalmente de acuerdo. Buena nota, ademas, bastante completa.

BIRC dijo...

Muy buen análisis!
Lo único malo es que vi algunos spoilers sin aviso :P

Saludos desde BIRCland y Reviews de los Clásicos.

Publicar un comentario