´

´

Spiderman

Spiderman es un juego producido por la compañia Sega en 1991. Un beat´em up que incluyó plataformas como novedad en su estilo de juego y que logró impactar con sus imágenes preciosistas, figuras enormes, y una acción que para la época no estabamos acostumbrados a ver.






Los personajes
Spiderman es el gran protagonista del game (obviamente...) lo acompañan BlackCat, Hawkeye y Namor (o Submariner). A primera vista la elección parece muy impresionante, pero (engaño visual de por medio) desafortunadamente los últimos dos miembros del grupo no son todo lo genial que uno cabría esperar.
Los personajes lucen imponentes. Las figuras son altas, y están bién adaptadas (a excepción de los personajes mencionados que ya destriparé en su debido momento) El control es muy simple ( demasiado...) salto y golpe. Esta simpleza en el control ocasiona que Spiderman a la larga se nos antoje algo tieso, y es una pena porque los enemigos vienen con deseos de pelear, y lo único que nos ofrece el personaje son piñas y saltos. Hubiese sido una maravilla si hubiese contado con algunos movimientos más y una carrera, los personajes son algo lentos, y uno desea velocidad y agilidad. Spiderman es lento y está como sedado, BlackCat por el contrario es más ágil, rápida y un poco más divertida para jugar que Spiderman ( para mi sorpresa...)
Pero esto sería un punto muy negativo si no fuera por estos dos motivos. El primero, es un juego de 1991 , por lo que para la época fue un bombazo ( de chico aluciné con este juego) y segundo porque a pesar de sus pocos movimientos, el juego cuenta con escenas de plataformas donde los personajes pasan de caminar y golpear de izquierda a derecha a saltar por vigas, edificios, o treparse en helicopteros. Esta novedad le imprime nueva vida, y convierte un producto que pudo haber sido algo aburrido y tonto, en algo muy jugable y llevadero.
Los golpes de los personajes tienen una buena contundencia, más aún cuando lanzamos por el aire un jefe o un enemigo robusto. Acompañan cada uno de sus golpes y llaves las queridas onomatopeyas y diálogos en globos.
Y ahora llegó el turno de hablar de los personajes Hawkeye y Namor. Ambos están diseñados de la misma forma y comparten el mismo sprite solo que repintado. A diferencia de Spiderman y Katwoman que cuentan con su sprite particular, estos dos personajes parecen mal acabados, hechos a los apurones, y está visto que fueron pensados como relleno. Los golpes son tristes, y la forma de andar hace reir, parecen como achaparrados...Una pena porque me hubiese gustado mucho controlar a Namor. Aquel que venga a Spiderman con intenciones de jugar con Hawkeye va a tener que dar media vuelta y buscar el juego Captain America and the Avengers donde tendrá una experiencia más gratificante con este personaje.
El poder de la piedra mística del hechicero?
La historia se describe a través de imágenes fijas y en movimiento, en formato viñeta. Kingpin está utilizando el poder de la piedra mística en Venom, Spidey tiene que ir a detenerlo, para descubrir más adelante, que quien realmente maneja todo es el mismísimo Dr. Doom. Y poco más que eso, en el juego los escenarios donde tiene que ir el personaje parece caerle en suerte, porque siempre termina dando en el clavo. Cuando cae la nave de Green Goblin, afortunadamente lo hace sobre la mansión de Kingpin. Y cuando cae el helicoptero de Kingpin, lo hace sobre la mansión del Dr. Doom. Joder!!! Así me apunto a ser héroe yo también!!!


My SpiderSense is tingling
Los niveles están dibujados de modo que uno al recorrerlos pueda sentirse dentro del comic ( como todos los juegos basados en héroes de la Marvel) Nada que no hayamos visto en otros juegos del estilo. Mucho color, bonitos fondos, muy buena música que ayuda a crear el ambiente necesario. La diferencia importante radica en las fases de plataformas que hay en cada nivel. Estas se dan inicio con un zoom que hace pequeño al personaje y un llamativo sonido que nos indica el comienzo de esa parte. De esta manera los niveles ganan en magnitud y recorrido, el personaje es pequeño y pasea por toda la pantalla.
Los personajes cuentan con sus respectivos poderes para ir avanzando, Spiderman con su telaraña, Hawkeye sus flechas, Namor unos rayos y Katwoman su Garra extensible. Los niveles son verticales, y horizontales, Hay que subir y bajar, y estar en constante movimiento. Hay trampas, pisos que se caen, y bastantes subjefes. Los sectores de pelea normal no suelen ser muy largos, generalmente siempre levanta la acción algún subjefe de pantalla, que puede irse para volver más adelante. Los corazones son los únicos items que hay en el juego y desafortunadamente no siguieron incluyendo elementos del escenario para romper. Solo el primer nivel, donde es posible destruir varias cosas. Este detalle siempre introduce un poco de diversión extra a un juego, es una pena que solo se aplique en ese nivel ( en el segundo hay unas tanques pero no es lo mismo)
No hay mucha variedad de enemigos, sin embargo al alternarse los modos de juego, estos varían, y no llegamos a notar en exceso su reiteración.
Los niveles son solo cuatro, pero cada uno de ellos alberga tantos escenarios, tantos subjefes y tantas partes que parece que tenga 10 niveles más.

El castillo del Dr. Doom
Otro de los puntos interesantes de Spiderman es la cantidad de enemigos Marvel que se incluyeron ( como sucedió también con Captain America). Los villanos están calcados de los comics, y los encuentros son muy emocionantes. Cada uno trae consigo su peculiar actitud y algunos hasta voces digitalizadas.

La presencia de Venom en el primer nivel es monumental. Junto a una excelente y larga pelea en todo el recorrido de la fase. Y su diseño, la calidad del dibujo, su enorme tamaño es digno de asombro. Y cuando se hace gigante gracias al poder de la piedra, uno no podía cerrar la boca. La música genera un misticismo y su voz digitalizada nos recuerda al verdadero e impresionante Venom ( y no a ese experimento repugnante de Venom en la película Spiderman 3)


También están Scorpion, The Lizard, Electro, Green Goblin, Sandman, Dr. Octopus, Kingpin y Hobgoblin, un conjunto muy nutrido.
El único punto negro en este apartado lo ponen los subjefes en los niveles de plataformas que son algo sencillotes y tristes. Como es el caso del Dr. Octopus cuya animación es un tanto brusca y torpe, y su ataque parece un bug del juego. O el pobre Electro que si bién salió más beneficiado, es triste verlos tan chiquitos. Uno desea encontrárselos en las peleas normales en las que participan los demás.

Las peleas son divertidas, controlables y los enemigos no atacan a tildar, lo cual se agradece. Uno se divierte peleando y divierte que sean enemigos de la talla de Green Goblin o Kingpin. Sandman por el contrario me pareció mal hecho, y muy inconsistente, sus ataques se limitan a un golpe o dos de arena y eso es todo. Podrían haber utilizado la magnitud de Venom, al fin y al cabo; Sandman es un enemigo impresionante en Spiderman, y en este juego solo hace de triste subjefe.
Dr. Doom es el enemigo final y está muy bién logrado, con buena animación y ataques.


Un buén paseo arácnido
"Spiderman The Video Game" es un juego notable. Solo llega a la espectacularidad gracias a la cantidad de villanos invitados, y al cambio de modos de juegos. Lamentablemente, le faltan movimientos para entrar más en batalla, y se podrían haber pulido los dos personajes mal formados. Si tu pasión por Spiderman hizo que juegues Web of Shadows para Ps2 o Spiderman 3 para cualquier consola, entonces no dejes de jugar con esta versión de tu vecino amigable.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi culo huele mal.

Publicar un comentario